Se presentó ayer el proyecto ProMateAr, que se propone conocer la secuencia completa del genoma de la yerba mate. Aportará información útil para mejorar las condiciones de cultivo y posibilitará el desarrollo de variedades con características específicas, como alto rinde, resistencia a condiciones climáticas o de suelo adversas, una alta o baja concentración de alguna sustancia o una altura determinada. La información estará disponible para todos los interesados. Será la primera vez que se secuencie el ADN de una planta con tecnología y científicos argentinos.

Por primera vez se realizará un estudio profundo sobre el genoma de la planta de la yerba mate. Se llevará a cabo en Misiones y servirá de puntapié para investigaciones específicas sobre los variados usos que podrían tener las proteínas de la planta, como ser cosmética o medicina.